Jueves, 12 de junio de 2008

No he tenido mucho tiempo de escribir. Estoy metido en pruebas y trabajos. Pero ahora tengo un poco de tiempo y voy a hablar acerca de las obras que son necesarias para el desarrollo de la futura región.

Uno de los hechos que marcará el año 2008 para Linares es la construcción del nuevo paso bajo nivel de Presidente Ibáñez, obra que permitirá destrabar el cuello de botella que se formaba cada tarde en el sector del cruce con Januario Espinoza (y que involucraba a calle Brasil). Anexo a ello, se ha hecho realidad un viejo anhelo de los habitnates del norte de la ciudad al pavimentarse el tramo de calle Manuel Rodríguez post línea del tren y el resto de la calle de la IANSA, creándose una nueva alternativa para acceder al camino a Yerbas Buenas, lo que destrabará aún más la circulación vehicular de la ciudad.

Estas obras reflejan el ánimo de progreso que se quiere dar a la ciudad. Podemos sumar a esta magna obra la refacción de nuestra Alameda, la ya anunciada construcción del Embalse Ancoa, entre otras obras importantes (1). Sin embargo, creo que aún faltan obras para que la ciudad aspire a ser una capital regional a la altura de lo que la nueva región exige.

 

Sin ánimo de dar recetas, creo que las obras que merece Linares en su camino a ser capital de región son:

1. Accesos adicionales para Linares. Hoy día para acceder a Linares desde la Ruta 5 hay una sola vía, la avenida León Bustos. Si bien aún no se produce, existe el riesgo de que la avenida de acceso se trasforme en un cuello de botella que dificulte la accesibilidad de la urbe a la carretera. Por eso, es necesario crear dos accesos más para la ciudad, uno por el norte de la ciudad y otro por el sur. El acceso norte podría aprovechar el camino que sale de calle Manuel Rodríguez y termina casi frente a Unifrutti, mientras que el del sur saldría desde San Martín y terminaría pasando el puente Ancoa (2).

2. Carretera interior Linares-Longaví. Hasta ahora, el llamado "camino del Huapi", otrora tramo importante de la carretera, es un camino subutilizado, debido a que es un camino no pavimentado y por la no existencia de un puente que cruce el río Achibueno. Este camino tiene una potencialidad inmensa en cuanto pueda ser una alternativa vial entre las ciudades de Longaví y Linares, ya que acortaría el tiempo de viaje entre ambas localidades, potenciando la idea de convertir a la ciudad de más al sur en una “ciudad dormitorio”, inclinada a lo residencial y de servicios. Es hora de que las autoridades del MOP

3. Pavimentación camino de Melozal. Si bien no es una obra que beneficie a la ciudad en sí, sino a la región entera, su importancia radica en que tendríamos así una alternativa de ruta hacia las ciudades de la costa central del país (Constitución, Pelluhue, incluso Concepción), trasformándose en una vía de vital importancia para la salida de los productos de la zona.

4. Segundo hospital para Linares. El hospital de nuestra ciudad, comparado con el que tienen otras urbes cercanas, es un hospital de lujo. Sin embargo, fue planificado hace casi 50 años, cuando la población de la ciudad era la mitad de lo que es hoy, por lo cual está cercano el riesgo de que no dé abasto ante la demanda que pueda tener. Por eso, es necesaria la construcción de un segundo centro hospitalario para la ciudad. ¿Dónde colocarlo? se me ocurre que cerca de donde estaba el hospital antiguo (actual consultorio San Juan de Dios).

5. Consultorio para el sector nororiente de la ciudad, y otro para el sector sur. Hasta ahora, al sector noreste de nuestra ciudad tiene asignado el consultorio Oscar Bonilla, que es el que corresponde a toda la zona norte. Sin embargo, sectores como la población Yerbas Buenas están muy alejados de donde está el centro de salud, por lo cual se requiere la construcción de un nuevo consultorio para esa zona. Lo mismo cabría decir de la zona sur (Huapi, etc.), que se hallan muy alejados del Consultorio Valentín Letelier.

6. Universidad “de verdad” para Linares. Hasta ahora las alternativas de estudios superiores otorgadas a la ciudad no han dado los frutos esperados. La UTAL y la UCM no duraron mucho con sus sedes, la U. de la República está quebrada, y la Bolivariana, con todo respeto, no calienta a nadie. Muchos linarenses, para poder estudiar de verdad, tuvimos que irnos de la ciudad. Creo que llegó la hora de que los linarenses tomemos nuestro destino y creemos nuestra opción. Si hace algún tiempo Concepción y Valdivia lo hicieron ¿por qué nosotros no?

 

Bueno, esas son las obras que yo creo que deben hacerse para que Linares pueda aspirar a un progreso mayor. Otro día hablo de otras ideas que se me están ocurriendo, como la Corte de Apelaciones.


(1) Visiten http://www.munilinares.cl/linares_03.php?pagina=proyectos.php y podrán ver algunos proyectos que la Municipalidad quiere hacer (nota: yo no soy de la Muni)
(2) Visiten http://maps.google.com, busquen "Linares Chile" y les saldrá un plano de la ciudad. Ahí pueden ver las rutas y podrán entenderme. (también miren las imágenes satelitales)

 


Tags: obras, pendientes, región, linares, maule, sur

Publicado por sergioarenas @ 22:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios